iglesia-banner01.jpg

La Iglesia


iglesia01.jpg¡Somos la Iglesia del Señor!
Somos parte de la Iglesia Católica
Somos parte de la Arquidiócesis de San Salvador
Somos la Parroquia de Cristo Redentor

Es decir, somos el grupo de creyentes en Jesús, reunidos en este lugar para escuchar su Palabra, celebrar la Eucaristía y servir con humildad a los hermanos.

Somos la Iglesia del Señor Jesús.
Él nos llamó por nuestro nombre y nos reunió en su comunidad 
(Mc 3, 13 ss), como hizo al principio con los 12 apóstoles.

Nos ha mostrado su vida y nos hemos quedado con Él (Jn. 1, 36 SS), pues no solo tenemos fe en Él sino que le amamos y hemos aceptado ser sus discípulos. Queremos aprender su modo de vivir amando (Jn. 13, 1; 15, 12). Somos su Iglesia enviada al mundo para ser sal, luz y levadura y que venga su reino.

Somos la Iglesia, el nuevo Pueblo de Dios
Preparada por Dios en la historia del pueblo de Israel. Ese pueblo, iniciado por la fe de Abraham y formado por los descendientes de los 12 hijos de Jacob.

Israel con su fidelidad y su pecado, con su éxodo y conquista de la tierra prometida; de modo preeminente por la Alianza del Sinaí, con sus Profetas, reyes y Sacerdotes, fue el modelo de la Iglesia.

Somos la Iglesia de la Trinidad
El Padre preparó en su corazón y en la historia humana el surgimiento de la Iglesia... El Hijo con su actuar entre nosotros y el llamado a sus discípulos a los que entregó su misión, fundó la Iglesia... El Espíritu Santo, viniendo en Pentecostés sobre María Virgen, los Doce y otros discípulos, lanzó a la Iglesia a su Misión en el mundo y habita en la Iglesia como el alma en el cuerpo, para hacerla fiel signo e instrumento del reino.

Así, la Iglesia, originada, fundada y animada por el Dios Trino, encuentra en Él, el modelo de su ser como unidad en la diversidad, como misterio de Comunión (cfr Lumen Gentium, Cap 1).

iglesia02.jpgSomos Iglesia Una, Santa, Católica, Apostólica.
Iglesia Una, salida así del corazón de Cristo. Deseada una intensamente por el Señor (Jn. 17, 20-21) aunque la hayamos dividido.

Iglesia santa, pues la Palabra, y la Liturgia santifican... porque Jesús es Santo aunque nosotros seamos pecadores.

Iglesia católica, pues tenemos la universalidad de la misión y de los medios para esa misión. Somos incluyentes y no sectarios, aunque algunos grupos entre nosotros se sientan “exclusivos”...

Iglesia apostólica, fundada sobre los Apóstoles (Jn 20, 19-23 y 21, 15-17; Mt16, 13-20 y 28,16-20; Apoc21, 9-14). De ellos hemos recibido la fe en Jesús, la verdad del camino cristiano, tanto en la Tradición como en el Nuevo Testamento (cfr Jn. 20, 30). También por ser enviada al mundo, como sal, luz y levadura, a transformar el corazón del hombre y las estructuras socio-económicas, políticas y culturales del mundo. A amar y servir como Jesús, en su nombre y con su poder.

La Iglesia Católica en la Diócesis
Somos parte de la Arquidiócesis de San Salvador
“La diócesis, es una porción del Pueblo de Dios que se confía al Obispo para ser apacentada con la cooperación de su presbíterio, de suerte que, adherida a su Pastor y reunida por él en el Espíritu Santo por medio del Evangelio y la Eucaristia, constituya una Iglesia particular, en que se encuentra y opera verdaderamente la Iglesia de Cristo, que es una, santa, católica y apostólica,” (Concilio Vaticano II, Christus Dominus 11).

Somos la Parroquia Cristo Redentor
“La Parroquia es una determinada Comunidad de fieles constituida de modo estable en la Iglesia particular (Diócesis) cuya cura (cuidado) pastoral, bajo la autoridad del Obispo diocesano, se encomienda a un Párroco, como su Pastor propio” (Código de Derecho Canónico, Canon 515, 1).

“La Parroquia es Comunidad de fe, liturgia y caridad y signo de la presencia de Dios en el mundo. Constituye en cualquier zona humana la presencia personificada de la Iglesia diocesana”

Ver: Historia de la Parroquia.